miércoles, 17 de agosto de 2016

Conservas


Estamos en la época en la que los tomates, pimientos, calabacines...todo es más rico y bueno, al no ser de cultivo de invernadero...aparte de que están más baratos por la abundancia en el mercado. Debemos aprovecharlo y poder disfrutar de esos vegetales en otros momentos del año.
Aparte de cocinarlos (con la energía solar) haciendo una rica salsa de tomate, podemos esterilizar estas conservas de forma segura para que en el invierno podamos echar mano de ellas con total seguridad.
Primero he esterilizado los botes manteniéndolos a 120ºC durante unos 20 minutos, es suficiente.
Posteriormente, se rellenan con la salsa caliente hasta arriba (dejando un dedo libre de espacio más o menos) y se tapan. Meter en el  horno de nuevo, asegurándose que estamos a más de 100ºC y sacarlos pasados otros 20/30 minutos.
Se trata de otra utilidad del horno solar a tener en cuenta, puesto que supone otro ahorro de energía, esta esterilización supondría tener que hacerlo con otros métodos que gastan energías no renovables...
Esto es un lujo...¡aprovechémoslo!

jueves, 28 de julio de 2016

Sardinas asadas

La elaboración de este plato no tiene misterio alguno, simplemente se pone el pescado en una sartén y se le añade un poco de sal y un chorreón de aceite.
Lo significativo es, ¡qué pocos ingredientes y qué delicia!
Otra cosa a destacar de esta preparación es la ventaja de asar al aire libre, libre de humos y malos olores en la cocina. Muchas veces se evita hacer este tipo de platos por el olor que queda después en la casa.
Otra ventaja de cocinar al sol... 

jueves, 14 de julio de 2016

Precocinar

 
Precocinado. Es una opción que nos ofrece también el horno o la cocina solar.
De esta manera ahorramos energía para preparaciones que vamos a tener que hacer cuando no haya sol.
En este caso he hecho unas bases de masa de pizza, para posteriormente, con el horno eléctrico, terminar de cocinar.
Ingredientes de la masa:
200mL de agua
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de sal
300 g de harina de fuerza
1 cucharadita de azúcar blanco
1 cucharadita de levadura seca (no la química)

Se mezclan bien los ingredientes primero los sólidos y por último los líquidos, teniendo la precaución de templar un poco el agua, si queremos acelerar el proceso de levado.
Yo uso una olla negra tapada que pongo al sol (no en cocina ni en horno, sino directamente), para crear una cámara de aire caliente y que suba la masa en menos tiempo.
Este truco lo puede hacer cualquiera, sin necesidad de tener ni cocina ni horno solar, sólo la olla negra.
Cuando la masa doble su volumen, se puede estirar y prehornear, sin dejarla que se haga mucho.

sábado, 2 de julio de 2016

Crema de calabacín

 
Para 4 personas:
1 calabacín
1 cebolla
1 patata pequeña
15mL aceite de oliva virgen extra (un chorreón)
325mL agua
325mL leche
Sal
Pimienta
Pan frito

Rehogar el calabacín y la patata cortados en dados junto con la cebolla picada con el aceite, cuando esté rehogado se cuece un poco (hasta que la verdura quede tierna) en el líquido unos 650 mL (mitad agua mitad leche).
Se pueden ajustar estas cantidades según el gusto de espesor que queramos. 
Para enriquecer el sabor añadí una cucharadita de caldo de verduras en polvo (un preparado que se compra hecho y que lleva una cantidad de sal, tener en cuenta esto para reducir la sal añadida)
Triturar en la batidora.
Se puede acompañar de pan frito (este no es solar, pero también se puede hacer)
Otra delicia que me ha regalado el sol....¿os animáis a probar?
Para esta preparación he usado la cocina solar parabólica. OJO que se pueden quemar las cosas, hay que estar más pendiente que con el horno solar.
 

Bizcocho de naranja

Antes que nada decir que la receta la encontré en el blog  http://www.misdeseosmasdulces.com/ le hice unas modificaciones, en lugar de yogur le añadí kefir (una leche fermentada igualmente) y pepitas de chocolate (el chocolate y la naranja combinan muy bien).
Ingredientes  
250 g de azúcar
100 g aceite de girasol
1 yogur natural
1 pellizco de sal
1 naranja sin pelar
1 sobre de levadura química
Procedimiento:
Batir con batidora los huevos, la naranja entera sin pelar cortada a trozos, y el azúcar.
Mezclar los ingredientes líquidos seguidamente y por último la harina mezclada con la levadura.
Hornear a horno fuerte. En horno solar, cuando alcance el máximo que puede  llegar a 160/170ºC ahora a principios de julio y a horas centrales del día, cuando está más perpendicular el sol con respecto a la tierra.
Estará hecho cuando al pincharlo con un cuchillo, la hoja salga limpia. 
Es un placer cocinar y saber que la energía usada es la del sol, con unos resultados tan óptimos. Nada que envidiar a un horno eléctrico...que por otro lado, también uso cuando no tengo la opción del sol, ya sea por el tiempo de que dispongo, la hora del día...

miércoles, 29 de junio de 2016

Patatas con pescada


El 23 de junio preparé este plato, muy sencillo y muy sano. 
Ingredientes para 4 personas:
1 Pescada grande
1 Puñado de guisantes
1 Puñado de arroz 
3 patatas
2 dientes de ajo
1 ramita de perejil
Zumo de limón
15 mL aceite de oliva (un chorreón) 
Sal y pimienta

Preparación:
Poner a calentar la olla negra con el aceite de oliva y el ajo y el perejil muy picados, sal y pimienta molida.
Cuando esté para hervir, poner las patatas en cascos grandes, y el arroz (que tienen una cocción similar).
En cuanto estén casi cocidos patatas y arroz, poner la pescada que con un hervor de 5 minutos ya tiene suficiente.
Aderezar en el plato con jugo de limón.
No pongo tiempo, que esto de la cocina solar es muy comprometido, no se sabe, depende del día que haga, la hora del día, el mes del año, la longitud y latitud....uff
El caso es que me salió un guiso de pescado de rechupete ¡y hecho sólo a base de rayos de sol!

 

Experiencias de divulgación


Hoy me gustaría contaros que el 17 de junio me llevé el horno a mi centro de trabajo y les hice una demostración, primero hablé un poco sobre la cocina solar y posteriormente probamos unas delicias cocinadas allí mismo, tomamos galletas de aceite de oliva y un lomo a la sal, que como demostración no quedó nada mal.
Se cocinaron durante la jornada y sobre las 13.30h ya tenía preparado todo. Debo reconocer que esta terraza es estupenda para cocinar.  
Los compañeros se interesaron por este método de cocina, se convencieron de que funciona, se sorprendieron y hasta no descartaron probarlo en algún momento.
Todo un encuentro solar....¡gracias a todos por vuestro interés!