domingo, 2 de abril de 2017

Torta de chicharrones

La receta es una adaptación de la torta de cabello de ángel, pero la he hecho con chicharrones.
Para el que no sepa qué son, son trocitos de tocino fritos o salteados con la piel del cerdo, también se llaman torreznos y  quedan crujientes y dorados por el lado de la piel.  Suelen comerse como tapa. 

Ingredientes:
500g harina de fuerza
200mL de agua
75g chicharrones o torreznos
150mL aceite de oliva
Una pizca de sal
1 huevo
15g levadura de panadería
1 cucharada de azúcar
Azúcar para espolvorear.
Semillas de anís

Se  hace una mezcla de la harina, el aceite, la sal, azúcar, chicharrones, huevo y semillas. Aparte se tiempla el agua y se disuelve en ella la levadura, sin que alcance mucha temperatura. 
Adjuntar a la mezcla anterior y hacer una bola amasando, se tendrá en un lugar templado y tapado con un papel film de plástico, hasta que la masa aumente de volumen hasta el doble.
Cuando esto ocurra, ir calentando el horno y acto seguido se estira la masa en un cacharro de poca altura y mucha superficie. Pintar con huevo la superficie de la torta, hacer un doblez decorativo alrededor y espolvorear con azúcar. 
Meter en el horno hasta que se vea dorada. Es una torta que se hace rápido, en el horno solar (más lento que uno convencional), se puede hacer en 1 hora más o menos. Alcanzando los 150ºC.
Con estos hornos no hay normas fijas, puesto que la temperatura constante y prefijada es difícil de alcanzar, se depende de las condiciones meteorológicas.
Un saludo y ¡que os aproveche!, con un cafelito está ummm...

martes, 7 de febrero de 2017

Buñuelos de maíz y patata

 
Esta receta la he recogido de un libro que se llama "Aperitivos y entrantes" editorial Könemann 
 

Así quedó la masa tras unir todos los ingredientes.
Y así fue el resultado de un par de horas de cocción al horno.
Recuerdo que no hay tiempos establecidos, al estar en febrero, el horno no ha alcanzado suficiente temperatura (aunque ha superado 130ºC), por lo tanto hay que alargar el tiempo.
También hay que tener en cuenta que hay que alcanzar un mínimo para que se hagan los alimentos.
Según la receta original, estas tortitas se hacen al fuego con aceite y se ponen 4 minutos por cada lado. La verdad es que son bastante finas y se cocinan pronto.
La cocina con horno solar es lenta o muy lenta, pero ¿quién se resiste a aprovechar aunque sea unos cuantos fotones de energía del sol para prepararse una comida? (Bueno eso me pasa a mi...)
Ingredientes:
2 patatas grandes peladas y ralladas
260g maíz en grano
4 huevos batidos
6 cebolletas picadas
1/2 taza de pan rallado
1 cucharadita de garam masala
1/4 taza de aceite para freir
Todo esto según la receta original.
Yo no he usado tanto aceite, puesto que las he horneado, sólo he puesto una capa fina al cacharro para que no se peguen.
He utilizado la mitad de los ingredientes y he sustituido las especias garam masala por curry.
Realización:
  1. Escurrir la patata rallada sobre papel de cocina, para que no suelte mucha agua.
  2. Mezclar todos los ingredientes en un bol.
  3. Poner aceite en el recipiente donde se horneen.
  4. Hacer pequeñas tortitas. y meter en el horno.
Estos "buñuelos" se pueden servir con una salsa de yogur, hierba buena y guindilla picante.
Hoy también hice ensaladilla rusa, con la cocina solar, así que he aprovechado bien el sol que entraba en mi jardín.

miércoles, 25 de enero de 2017

Ensalada de habichuelas blancas

Hoy el sol ha decidido quedarse en mi jardín el suficiente tiempo como para poder cocer habichuelas blancas...
Esta ensalada es muy fácil y versátil, se le pueden añadir muchas cosas, como maíz cocido, queso fresco, zanahoria....son ideas.
La mía tiene cebolla roja, huevo duro, pimiento morrón (asado al sol en el verano y conservado congelado), atún. Y como aliño: aceite de oliva, vinagre de módena y sal.
Esta sencillez no está reñida con lo sabrosa que puede llegar a estar una ensalada...
Para cocer las habichuelas, usé la cocina solar, y las puse en agua fría (después de 12 horas de remojo en agua fría), cuando dan el primer hervor se les quita el agua, se pone otra agua fría con laurel y sal y se deja cocer hasta que se vean tiernas.
Otra idea más para sacarle partido a la energía solar, ahora que el precio de  la luz y el gas, están por las nubes.
Sigo animando a cocinar con el sol...